Eres fuerte , amiga... no te rindas !

Ayer alguien me contó sus penas, despojando su alma del dolor, con lágrimas para lavar heridas que no acaban de cicatrizar en el tiempo. Sufrí con esa alma desconsolada, compartí un dolor tan grande que aún mis ojos  no se han secado, y su dolor lo siento mío, profundo y punzante.
¿ Qué puedo hacer ahora ? Me miraba al espejo y me preguntaba, con esa ingenuidad que  a veces nos hace sentir niños con deseos incontrolables de correr y buscar protección y abrigo. El hablar nos hace bien, comunicar lo que se siente nos hace bien. Cuando callamos el dolor estamos agonizando junto con él. Cuando permitimos que ese dolor nos quiebre, nos humille y nos mancille, estamos muriendo poco a poco cada día,  sedientos de  respeto de  valor, sedientos de amor propio. No sé que hacer ni como ayudar a esa alma triste y abatida, solo compartir mi energía y mi consuelo y pedir a Dios que no permita que cosas tan deprimentes sucedan y se repitan en el ciclo inhumano y denigrante de la violencia, en cualquiera de sus tristes manifestaciones. Estoy contigo alma amiga, tu vida es importante, eres un ser maravilloso e irrepetible, busca refugio y eleva tu mirada, no te desplomes ante lo irremediable, vales mucho más que el ser que lacera tu mirada y tu corazón con descargas de ira e impotencia cobarde. La vida es bella, hay que vivirla con esperanza, hay que abrir el corazón a nuevas luces, somos como esas cascadas,  que al caer pueden seguir su curso transparentes , cristalinas, dueñas de su propia belleza y de su destino. Háblale a tu corazón , escucha sus designios, no hay nada en este mundo que puede ser más importante que tu vida, eres luz en medio de las sombras, no permitas que la oscuridad llene tus espacios, sueña la vida contigo, no lejos de ti. Hoy comparto  estas letras aún en la distancia, que  sean un surtidor de esperanza que lleguen a tu alma.  No desperdicies el hoy, hazlo ya, es preciso poner un alto a la tristeza y construir tu sendero de luces , el poder está en ti, en tu corazón y en la riqueza espiritual de tu alma.
¡Eres fuerte amiga mía: No te rindas !

Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza