El anhelo de mi alma.

El anhelo de mi alma vuela inspirado. Delicado  se asoma a la ventana de mis ojos, y aspira la fragancia del encanto que amanece en el sensible mundo de mis sueños. Moldea con sus manos de poeta, una primavera  dentro de mi ser en este otoño gris de hojas muertas. Germina una esperanza que al crecer, esparce el fruto del amor, en la esencia glorificada de la vida, que es Sol entre poemas y Luna enamorada de quimeras . Sonrío frente a mi espejo y aunque una lágrima se escape de mis ojos, siento que es importante sentir que hay un universo sin límites para mis letras. Toda mi alma se vuelve poesía en mi sonrisa, dibujo un arco iris en cada espacio que lleno con mis versos, siento infinito el horizonte que se pierde en  mis recuerdos, y el llanto muerto de un pasado, es solo eso. Estás en mí, es tan cierto como ese oxígeno que purifica mi existencia , como el viento que con fuerza sacude los árboles sin tregua, como el pincel que dibuja los colores con la magia que inspira mis poemas, y lo recreo todo en mis pupilas, porque estás ahí, en mi existir de hoy, tal como siento revivir mi primavera.


Y el anhelo de mi alma  vuela
en dulce inspiración de hojas y letras,
se escapa de un suspiro enamorado
relente del hechizo de un poema.
 

Y allí en el horizonte que se pierde
 el inmenso laberinto de quimeras,
espera la fugaz  melancolía,
la etérea soledad y la tristeza.


Yo miro en el abismo de ese espejo
 reflejo congruente de mis sueños :
 divino amanecer del sortilegio,
suspiro universal de mis desvelos.






Comentarios

  1. Sueña y serás libre. Sueña y recordarás. Sueña y descubrirás quién eres en realidad, porque lo que conoces de ti es lo que te hicieron creer que eras.

    Atrévete ya, porque este es el tiempo de la Verdad, el tiempo del Recuerdo, el tiempo de romper las cadenas, las paredes de la prisión, los barrotes de la jaula.

    Si lo haces volarás libre por un espacio infinito, un espacio libre de normas limitantes, un espacio lleno de nuevas experiencias, de nuevas vivencias, pero, sobre todo, lleno de futuro, de un futuro diseñado para el hombre, para la criatura hombre, un futuro que no tiene nada que ver con este presente.

    Atrévete a soñar y descubre que merecía la pena intentarlo.

    Al ser dueño de tu libertad, también debes desear reconocer la libertad de los demás. Nadie te da tu libertad – ya es tuya. Sólo depende de ti ser libre. De la misma forma, tu no das a los demás su libertad. Tu sólo puedes reconocer que ellos la tienen.

    Cuando haces algo, los demás son libres de sentirse cómo ellos elijan acerca de lo que tú haces. Para ti, sin embargo, solamente estás siendo auténtico, y actuando con amor y libertad según tus motivaciones. Si eres malinterpretado, puedes elegir aclarar el malentendido a través de la comunicación. No es necesario que cambies tu forma de Ser por la forma en que los demás se sienten.

    Si eliges cambiar, debe ser porque tiene sentido para ti hacer las cosas de distinta forma.

    Tomado de Sendero Espiritual.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza