Entradas

Mostrando entradas de 2018

Cuando el poeta suspira

Imagen
Cuando la herida agoniza toma el poeta del alma, aquella fuente que calma junto al versar que armoniza. Sublime el que cicatriza cuando el verbo solo fluye, la inspiración que le intuye la emoción fiel y sublime, siempre perdona y  redime con la verdad que construye. El corazón no destruye cuando se abre al universo, con la tinta que en el verso deja la esencia que instruye. La vida se reconstruye sanando su deterioro, con respeto y con decoro motivando la empatía, que se atreve y desafía como un preciado tesoro.  Como un preciado tesoro que se nutre mientras sueña, teje el hacer que se empeña en abrazar lo que imploro. La esperanza yo avizoro en el sentir de la lira y el horizonte se inspira en sus pendientes y estíos, rellenando los vacíos cuando el poeta suspira.

Abrazando las estrellas

Imagen
Pese a las adversidades la vida es algo sagrado, es cual diamante tallado con el cincel del camino. Siempre auténtico y genuino el hacer deja sus huellas, no se rinde en las querellas ni se amedrenta en el ruedo, se atreve con más denuedo  abrazando las estrellas.  Abrazando las estrellas con la pasión y el empeño junto al vital desempeño superamos realidades. Venciendo dificultades se rellenan los vacíos y en los momentos sombríos atrayendo lo que amamos, al universo imploramos enfrentando desafíos.

Mientras la tarde resiste

Imagen
Y sin alas no hay quien vuele cuando se levantan muros,  en los vacíos oscuros hasta el intento nos duele. No hay frontera que consuele pues desbarata quimeras, se enlutan las primaveras y el azul se torna triste, mientras la tarde resiste con lágrimas las esperas. Y se encienden en el alma las luces de navidad, con esa tierna humildad que nos conduce a la calma. La vida jamás desalma pues la virtud toma fuerza, vigorosa ella se esfuerza con respeto y con decoro, junto al sagrado tesoro que solo el amor refuerza. 

Disipando la nostalgia

Imagen
Como un halo de luz que siempre brilla he de sentir que me convida el alma, con la tinta que exhala su plegaria censurar la crudeza compulsiva. Es travieso el andar en sus colinas dejando inoportuna filigrana, revelando acertijos de palabras que disipan nostalgias contenidas. Contagia la verdad con su grandeza la visible emoción que no se esconde y presagia divina su quimera. Anticipa sagrado el horizonte, del ocaso fecunda primavera genuina en su renuevo sin retoques.

El final del hastío

Imagen
El final del hastío y del alba es la luz, de la aurora la brisa, del amor la virtud, la alegría, la entrega, la traviesa inquietud, la esperanza que vive su más fiel plenitud. El final de un camino que ha cargado su cruz, sostenido su esencia con leal gratitud, en crucial contingencia y en probada aptitud del hacer que nos habla con total certitud.

Haz caso corazón

Imagen
Haz caso corazón, tú que has jurado la entrega insospechada y convincente, abraza lo genuino, lo eminente y haz eco de tu amor fiel y sagrado. Y aún en el quebranto saturado haz caso a la razón que resiliente, adopta lo leal e inteligente siquiera sin juzgar lo que ha penado. Revuelan esenciales las promesas, se surten del hacer que vulnerable se aferra a lo imperfecto en sus sorpresas. La voz que desde el alma respetable sacude con pasión las sutilezas, nos deja su avenencia perdurable.  

Me duele

Imagen
Me duele la impotencia, la desidia, el timo, la extorsión y la amenaza, repudio la indolencia, la falacia, la absurda controversia desmedida. Lastiman, se empoderan, martirizan, imponen ultimátum, amedrentan, amagan, intimidan y amonestan con rabia, con rencor y con perfidia. Perversa es la traición, siempre castiga, revela su maldad y la delata, se siente poderosa y respaldada por la deslealtad y alevosía. Sorprenden tanta rabia, el odio, la ira, la oscura sensación que no perdona que altera la evidencia de la historia y enreda la verdad con sus intrigas. 

Entre cadenas

Imagen
Gimiendo atormentada entre las culpas las penas se entrelazan en su duelo en medio del dolor, el desconsuelo requiere de un abrazo sin disputas. Colgada a la esperanza va la vida creyendo en la abundancia, en el denuedo, nefasto es  soportar tanto desprecio que deja sus secuelas compulsivas. Gimiendo entre cadenas van las dudas oscuras decisiones, contubernios ingratos laberintos traicioneros que esconden la verdad tras mil columnas, El reto nos prepara, desafía lo innoble, lo trivial sin argumentos, renace atesorando pensamientos  que puedan florecer entre sonrisas.

La tarde gris

Imagen
La tarde gris se asoma con su angustia,  sus lágrimas se surten sin consuelo, ya sabe del cansancio, del silencio, del sueño que frustrado se quebranta, se lanza hacia el abismo de nostalgia calando entumecida entre penumbras. La tarde se despide, se derrumba,  se pierde en el terror de sus desiertos, ya sabe del espanto, del tormento, del verbo fatigado sin mañanas, del miedo aterrador, de la borrasca sufriendo en su vigilia entre preguntas. Se asoma, se despide, se derrumba la tarde ante el temor de sus desvelos, ya sabe de traiciones, de atropellos, del llanto, del chantaje y la amenaza, de tanta incomprensión, desesperanza gimiendo atormentada entre las culpas.

Como amantes del tiempo

Imagen
De aquellos que se anhelan es eterno el presente, no intimida el ayer y el pasado está muerto , eternizan instantes del ahora supremo en crucial desafío con pasión vehemente para verse dispuestos a luchar en el ruedo. El oasis soñado del amor evidente demandando la vida que agasaja desvelos, reconcilia y espera, no encarcela el anhelo, multiplica esperanzas y la fe en lo que siente vulnerables y sabios como amantes del tiempo. Y ese verso es quien llega con su magia consciente, junto al alma que inspira lealtad con acierto, que no esconde su rostro tras arúspice ciego ni repasa mentiras, pues se atreve paciente en su alianza genuina con el magno universo.

Galán de mis desvelos

Imagen
Mi único devoto, mi amante  y mi escudero osado y atrevido, galán de mis desvelos que asume mis caprichos, mis ansias, mis anhelos dejando con ternura su sello placentero. Mi amor, mi consentido, mi intrépido viajero que siempre peregrino se afinca en mis revuelos, que impregnas tus delicias, me elevas a los cielos en tórrido arrebato mi délfico alfarero. Me mimas, me seducen tus manos de poeta las mismas que acarician y vierten su dulzura aquellas que apasionan, que alcorzan y cincelan. ¡Y qué decir del verso que dicta esta locura resuelto, vigoroso, que inspira y que decreta el oasis intenso de aquellos que se anhelan!

Lo bello de esta historia

Imagen
Curando tus eccemas con dulce medicina que viene desde el alma brotando del tintero y es cierto que he dejado la huella de un te quiero gozando del melifluo placer que nos fascina. Aún conservo la rosa, el impreso, la espina, tesoros que marcaron profundo aquel sendero, no importa lo que digas, eres mi caballero de quien guardo su esencia romántica y genuina. Acoplo cada beso que danza en la memoria lo siento que palpita, que vibra en su algazara y justo ahí bendigo lo bello de esta historia. No importa que suceda si el tiempo silenciara aquello que vivimos entre anhelo y victoria: ¡sin dudas del presente tu nombre yo gritara!

El cielo ha de brillar

Imagen
Tan profundo en la vasta soledad se enquista este dolor anticipado, sentir de un corazón ensimismado sumido en angustiosa falsedad. Tal vez arrinconada la verdad parezca que el camino revelado, ha sido humanamente traicionado cargando con la cruenta oscuridad.  Mas todo en un instante pasará y el cielo ha de brillar con sus luceros después de la avalancha cizañera. La vida en sus azares cantará, veremos florecer nuevos senderos y al tiempo vislumbrar su fiel quimera.

Di tú, dueño del tiempo

Imagen
¿Qué hacer si te encontraras de nuevo en la penumbra? Preguntas y me dejas el alma acongojada, jamás has de voltear el rumbo y la mirada pues eres la almenara vital que me deslumbra. Desvelo acicalado que amor solo vislumbra tejiendo la esperanza que habita enamorada y el místico silencio nos abre la morada, tan sabio y sin fronteras  jamás se apesadumbra. ¿Qué hacer amado mío, te abrazo con mis versos? ¿Entrego mi alborada celosa en tu remanso en tanto compartimos sagrados universos? ¡Di tú, dueño del tiempo, placer en mi descanso, iluso que no temes horizontes adversos! ¿Si en la délfica alianza  te entregas, fiel y manso?

Siempre conmigo

Imagen
Dedicado a mi abuelita Estela de León Ávila. Siempre conmigo porque te siento en mis azares con tus encantos y en la añoranza mi fiel remanso que me sonríe por si me pierdo. Siembras milagros en cada anhelo, en las quebradas y en las colinas tú me acompañas todos los días y me acaricias en mis desvelos. Siempre conmigo pues te presiento, eres la musa que nunca expira y entre mis rosas veo tu vida siempre hacendosa, con tanto empeño. Eres la estrella que en mi universo supera abismos con tiernas manos, besas el alma, secas el llanto, tu fe concibe nuevos senderos.

Conspirando hacia la luz

Imagen
Surte el aire cada estrofa enamorada, se acarician los ramajes dulcemente y la rosa en el cuaderno deshojada a la alfombra tocará muy suavemente. Trina el verso con la luz anticipada, se apodera del ahora vehemente y se atreve a la carrera inusitada mientras toma su memoria resiliente. Y en el reto la visión que se proyecta es tan libre en la verdad que va genuina desterrando la mentira vil y abyecta.   La esperanza que en lo auténtico domina y el milagro de crecer mientras conecta, conspirando hacia la luz se disemina.

Las huellas de tu paso

Imagen
Las huellas de tu paso han lastimado, si es que pretendes castigar lo has hecho, has dañado el corazón, está deshecho y al vigor de la esperanza has maltratado. Ha sido cruel tu ser tan despiadado flagelando la ilusión andas maltrecho, lamentable petulancia del despecho que no siente gratitud por el pasado. Es triste realidad, infame y dura  la que impone hasta el chantaje sin medida y se escuda como víctima engañosa. Más el tiempo ha de pasarte la factura, será siempre el fiel testigo ante la vida y el horror de tu maldad tu propia losa.

Siento que llegas con el rocío

Imagen
Siento que llegas con el rocío cuando me alcanza el claro de luna, sé que estás cerca, no cabe dudas porque presiento que estás conmigo. Siento que ríes, tu voz me anima cuando despierta el halo en el alba, y es el suspiro quedo del alma quien me susurra con sus caricias.  Nunca te has ido, surcas la aurora y es tu energía el vital amparo que me sostiene cual fiel remanso de confidencias y tantas cosas. Guardo conmigo tantas memorias esas que llegan junto al rocío, porque cobijas cada delirio que irrumpe en versos cuando eclosiona.  Viste el oasis su paraíso todo está en calma, la paz te abraza la fe conspira con la esperanza y el universo surte el estío. Pacta el silencio junto al destino y el horizonte viste sus galas, cuando el aroma del viento exhala siento que llegas con el rocío. Dedicado a mi tía en el octavo aniversario de su partida. A la memoria de Eida Granado Valdés, mi tía Chita.

Asumiendo

Imagen
Asumiendo el universo los idilios revelados en horizontes dispersos, entre espinas y entre rosas, va la esperanza dejando su filigrana preciosa mostrando en su desahogo lo que el miedo ha silenciado. Asumiendo lo atrevido, lo vital, lo desafiante, tantas cosas escondidas que asfixiaron el silencio, mientras negaron instantes que inspiraban más que retos  junto al tiempo que golpea con su andar inquebrantable. Así mismo fue el mendigo del amor que en su desvelo pretendió saltar los muros con osadía suprema, mirando desde la cima la incipiente primavera aún en la noche oscura sin estrellas ni luceros. Asumiendo los azares del despertar, la aventura,  los disparos milagrosos de anhelos en su algazara, ofrece la recompensa que viste sueños de alianza con la vida, sus quimeras, sus argumentos y luchas.   

Siempre atada a ese sueño

Imagen
He de vivir así, siempre atada a ese sueño, asida a la esperanza que no muere en la noche, pues se nutre de aquello que supera el reproche y renace en el alba mientras prueba su empeño. Socorriendo al olvido va el mismísimo sueño que jamás envejece frente al necio fantoche, sabe de los milagros, del ansiado derroche del amor que ha jurado ser auténtico dueño.  Y es que el mundo nos lleva de su mano hacia el cielo, ese límite hermoso que nos llena de gracia y atesora el oasis entre azar y desvelo. Lo genuino se expande, la osadía, la audacia desafían, se atreven bendiciendo el anhelo con mesura ingeniosa, voluntad, perspicacia. Mientras tanto me quedo con lo humilde y pequeño alejando el fantasma que ha jurado trasnoche y me entrego a la luna tan prendida a mi sueño.

Entre luces

Imagen
Quizás este es el canto del peor de los versos desvelando hasta el alba la emoción del tintero. Quizás en el osado capricho de las ansias  tan solo se abroquelen las quimeras del alma.  Quizás la voz se apague, se disipe en el tiempo el placer compartido, manantial de secretos.  Quizás el mundo impetre vehemencia y palabra y el eco en su estampida nos hable de añoranzas. Quizás llene vacíos mil noches entre anhelos de plumas dislocadas buscando al universo. Quizás deje sus huellas la ruidosa algazara cincelando entre luces su más fiel filigrana. 

Por ti me inspiro Matanzas

Imagen
Por ti me inspiro Matanzas eres la joya que aprecia la voluntad del poeta, del músico su alabanza, del trovador la fragancia y el aroma de los versos que llegan desde el Estero con el surtir de los ríos y el eco de los nativos que aún besan tus claras aguas. Eres la ciudad más bella, neoclásico es tu estilo junto al romance y lirismo de escritores y poetas. El escultor cual asceta revela toda su magia, nos deja la filigrana del arte que no fenece y se aferra vehemente a lo que brota del alma. Fluyen copiosas tus aguas dejando sus espejismos, se enredan los coralillos  y se escuchan las cigarras. Son cual joyas las tonadas de los jilgueros del valle y entre concierto de mares que arrastran la blanca arena revuelan tantas quimeras anhelando palmerales.

Y prefieres confundir

Imagen
¿Por qué pretendes arruinar lo que es eterno, censurar lo que es genuino y sin trastiendas,  confinar las realidades entre rejas  y angustiar el corazón con tus excesos? ¿Por qué el placer de lacerar lo que es supremo y aniquilas lo sagrado entre mil sombras? Tú te escudas tras mentiras, tras zozobras y  hasta encierras la verdad cual carcelero. Alimentas tu crueldad con desenfreno, te paseas con total altanería. ¿Es que acaso no agradeces a la vida por aquello que te dio sin merecerlo? Y prefieres confundir hasta el silencio, vituperas la falacia con descaro, te aprovechas del chantaje intencionado lastimando lo sublime de los tiempos.

Forjando nuevos senderos

Imagen
Quiero superar la tarde, el ocaso y el silencio, revelar cada llamado, vivir enfrentando el riesgo. Solucionar tantas cosas, sentir la fe y el consuelo dignificando el camino, seduciendo al universo.  Arremeter desafíos sin consultar documentos, perseverar en lo poco y en lo mucho sin remedios. No alquilar a la esperanza ni sepultar los anhelos suspirando en la nostalgia y haciendo galas al credo.  A el que sabe de la esencia, de las dudas, del misterio, del milagro que equivale a la verdad sin pretextos, el que ahonda en la mirada, el que se atreve sin miedos y empina una rosa blanca junto al aroma del tiempo. Y es preciso que supere el dolor y el desconcierto, tanta traición desmedida, la crueldad de quien más quiero. Aceptar lo que no puedo cambiar a pesar del reto, abrazar lo que es genuino, lo sagrado y verdadero. Quiero alimentar mis días sumando nuevos intentos, atravesar la colina, que el límite sea el cielo. No importa si en la pe