Amaneciendo entre letras.


Amanece un nuevo día y me sorprende despierta, con la luz mágica de ese pedacito de inspiración que viene y se va sin pedir licencia. Una noche de lluvia acompañó mis letras, ráfagas otoñales tocando mis ventanas, y la lluvia danzando  sin prisa, dibujando miles de movimientos allá afuera, tranquila a intervalos , violenta y sin pereza, como novia del viento y de las primeras hojas muertas que caen con tristeza, despidiéndose de ese ciclo que las vio nacer en Primavera. Si pudiera contar las que van cayendo y cuántas quedan desafiantes y temerosas, esperando el final que se les acerca,sería como un gran desafío a las Matemáticas y a las Leyes de la Física,  y entonces  me puse a pensar en esos misterios que sólo la naturaleza en su sabia experiencia puede esconder bajo su diestra.Y así han pasado las horas y despedí la noche entre mis letras, y amaneció conmigo esta mañana húmeda y gris  acompañada con tantas hojas muertas por doquier. Los cuervos hacen su visita y su graznido muy singular nos recuerda que solo Dios tiene la respuesta exacta a todas las cosas que a nuestros ojos son misterios y acertijos. Y aquí estoy amaneciendo nueva, cansada, soñadora y dispuesta a recibir a ese pedacito de inspiración que vino a mí, aún sin mi licencia... bienvenida seas a mi vida en esta mañana de hojas muertas !



Comentarios

Entradas Populares

Volverás entre versos

Prefiero mi verdad

Alucinan golondrinas en la aurora

Se me ha escapado un ángel.