Cuando llueve soledad.



Cuando llueve tristeza, al levantar los ojos
mi corazón ansía de mi boca un sollozo.
La noche es fiel testigo de un diluvio de insomnio,
de soledad entre sombras
y ansiedades ahogadas en suspiros sufridos,
desafiando convulsa el otoñal hastío.

Cuando llueve recuerdos, pensamientos de olvidos,
inundan mi existencia con  aroma de lirios,
que llegan a mi mundo cual elixir de hechizos,
secretamente amados, mágicamente míos.

Entre lluvias de sueños sortilegios me invaden
y el cantar melodioso de las gotas que caen,
acompaña el silencio de mi alma  que duerme
entre nubes de versos que riman en mi mente.

Cuando llueve nostalgia la soledad suspira,
sollozando la magia de añoranzas perdidas,
 guardando en la memoria de mi alma en vigilia 
cascadas de mis versos , destierros de mis días.


Esperando que el alba despida la agonía
 amanece entre letras sublime poesía,
melancólica y triste, solitaria utopía,
de sueños evocando traslúcidas elfinas
 surcando el universo sensible de mi vida.











Comentarios

  1. La soledad tiene suaves, sedosas manos, pero sus fuertes dedos oprimen el corazón y lo hacen gemir de tristeza. La soledad es el aliado de la tristeza y el compañero de la exaltación espiritual.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas