Amar .

Amar la estrella solitaria
del celeste manto del crepúsculo,
amar la rosa deshojada de tristeza
en el azul del alba que agoniza,
amar el árbol que desviste su grandeza
entre susurros del viento que lo azota
y amar aquello que se viste de nobleza
en el cansancio peregrino de mis sombras.

Amar el canto de la luna enamorada
cuando eclipsa de esperanza las estrellas,
como novia delicada de la noche
que conquista el universo sin fronteras,
amar la luz que se esparce de un cometa
si se escapa entre el silencio de la noche
y en la fuga aprisionada de mis besos
el hechizo será el eco de tu nombre.

Amar mi otoño que se empeña en conquistarme
y amar el frío despertar en el invierno,
como el oasis de pasión en el desierto
que la nostalgia alimentó en cada verso,
 amar el río que en las márgenes del tiempo
dibujaron las cascadas de mis sueños,
entre espumas de  añoranzas y desvelos.

Amar la primavera que enamora los recuerdos
cuando florece en cada instante de mi historia,
cual sortilegio enamorado de la aurora
el verso amado en el candil de mi universo,
 amar callada cada rincón de los secretos
 que conquistaron el mundo oculto de mis sueños,
 en esa nube ineludible de silencios .





Comentarios

  1. Haz de tu camino un espejo de tí mismo... tú tienes un alma que escuchar y el canto de la naturaleza transmitirá lo que tu corazón quiere decir... Que las historias que cuente tu alma durante la jornada sean bellas, que agraden a todo lo que tienes en torno de tí y se reflejen en cada segundo de tu recorrido.

    ResponderEliminar
  2. ... Sólo nuestros espíritus pueden comprender la belleza, o vivir y crecer con ella. Intriga a nuestras mentes; no podemos describirla con palabras; es una sensación que nuestros ojos no pueden ver, y que se deriva, tanto del que observa, como de quien es observado. La verdadera belleza es un rayo que emana de lo más santo del espíritu, e ilumina el cuerpo, así como la vida surge desde la profundidad de la tierra, para dar color y aroma a una flor. La verdadera belleza reside en la concordancia espiritual que llamamos amor. El amor es la única libertad que existe en el mundo porque eleva tanto al espíritu, que las leyes de la humanidad y los fenómenos naturales no alteran su curso.

    Tomado de La Entrada al Santuario de Kalhil Gibrán.

    ResponderEliminar
  3. Y amar lo bello de tu alma de poeta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares

Paloma, quimera, desvelo

Prefiero mi verdad

No hay regreso al pasado

Amigo confidente en la plegaria