Y siento que emprende


Bohemio y genuino yo alejo el hastío
probando a la vida su gran fortaleza,
que no languidece de pena o tristeza
y abraza quimeras sensibles con brío.
 
No infunde temores el desierto impío
de frívolas dudas y absurda pobreza,
que esconde en la sombra pueril su torpeza
cuando inescrutable nace el desafío.
 
Y siento que emprende su vuelo divino
cual gaviota libre virtuosa ambrosía,
testigo inefable de amor peregrino.
 
Si fiel persevera la excelsa armonía
que emprende el camino sabio y diamantino,
morirá en penumbra la melancolía.
 
 
 


Comentarios

Entradas Populares

Abraza la verdad

Un llamado eterno a la esperanza

Volverás entre versos

Congratula a la esperanza