Conspira el horizonte


Se adueña del hacer cuando acrisola
y asila la tristeza que profana
labrando en el milagro que arrebola,
 
constancia que perdura en filigrana.
Tan noble persevera inconfundible
y esplende en su verdor la fe lozana,
 
ilusa en conquistar lo indefinible
y ufana al seducir con su elegancia.
Conspira el horizonte en lo intangible,
 
se aleja del rencor y la arrogancia
loando en el amor sabias razones,
que borren para siempre la ignorancia:
flagelo de egoísmos y traiciones.
 
 
 
 

Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas