Amigo...


(A la memoria de un amigo leal e irremplazable de mi hermano Omarito.
Para  Carlos Rizo... Descansa en Paz)

Un ángel a la cita es convidado,
su tiempo aquí en la tierra ha concluido,
trillando con sus huellas el camino
de amigo inolvidable y fiel hermano.
 
Asceta espiritual en lo inefable,
virtuoso en lo intangible y lo divino,
amando en su emoción lo incomprendido
que asciende en el misterio con donaire.
 
Jamás la displicencia y la apatía
trocaron el enfoque que sagrado,
venció con voluntad cada quebranto
haciendo del milagro una primicia.
 
Si amarga adversidad  y despedida
de pena consternaba lo preclaro,
hacías de la fe gozo y amparo
loando cual guerrero su  osadía.
 
Susurra en el dolor de tu partida
la endecha cristalina del recuerdo
y arúspice silencio lisonjero:
corteja celestial tu bienvenida.
 
 
 
 
 

Comentarios

  1. Por muchos motivos, jamás te olvidaremos. Siempre que brille la sonrisa de esa personita a quien le devolviste la vida con el milagro de tu fe, vivirá tu recuerdo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares

Esperemos el revuelo

Señora adversidad

Me sorprendes... cuando vago

Siempre oportuna (Jotabé)