Haciendo milagroso lo genuino


Atisbo la mesura en la primicia
que llega sigilosa y cautivante,
con nota de emoción cuando acaricia
 
si esplende el regocijo fascinante
y escruta su algazara sin rutina,
viviendo las albricias del instante.
 
El hoy marca el camino y lo ilumina
sin cargas pendencieras que atribulan,
confiando en la esperanza peregrina
 
e ilusa de quimeras que estimulan.
Preclaras son las huellas del camino
 y azares visionarios confabulan,
 
razones que descubren lo divino
y noble en la belleza que tremola,
haciendo milagroso lo genuino
del sueño que inefable lo acrisola.
 
 
 
 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas Populares

Paloma, quimera, desvelo

Prefiero mi verdad

No hay regreso al pasado

Amigo confidente en la plegaria