Aquel que profana la palabra


No duda en desterrar hasta los ojos
aquel que profanando la palabra,
recarga la avaricia que macabra
socava la conciencia entre rastrojos.
 
Sutil la marioneta cual despojos
del alma sin decoro que escalabra,
humilla la virtud si el odio labra 
y azota la esperanza con abrojos.
 
Infame el dictador de las ideas
que asume libertad entre barrotes
y niega su arrogancia egocentrista.
 
Cual déspota silencia con garrotes
la azul intensidad de las mareas,
que exigen la verdad protagonista.

Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza