Novia etérea de la noche.

Photobucket

Elegante novia etérea de la noche,
te aproximas con el brillo en tu silueta
y entornando la mirada de tu inercia
va cayendo cual cascada, tu riqueza.


Traes la brisa inexorable del Otoño
 que despide su presencia en tu sonrisa,
y humedeces la fragancia de mi lira
cuando surtes con caricias tu caída.


Delicada te estremeces cuando veo
 la armonía de tu velo que conmueve,
cuando vistes con las perlas de la nieve
la esperanza que te alcanza en el sendero.


Eres lluvia fiel amada de la vida
hoy das gracias con la luz de tu visita,
y seduces los encantos de este día
con las notas de sublime melodía.


En el frío anochecer de tu vigilia
te despides conmovida y sin prisa,
y en la húmeda canción de despedida
vas dejando el brillo intenso en  tu partida.


Elegante novia etérea de esta noche
sutilmente vas de vuelta a tu morada,
y en el cielo de tu estela saturada
ha quedado el suave estigma de tu gracia.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas Populares

Con su ejemplo

Más allá de promesas.

Paloma, quimera, desvelo

Décimas a mi padre