Descubierto en la mirada.


Nacen dudas si al hablarte
hay vacío en tu mirada,
si entornas los ojos fríos
sin decir nada de nada.


Crecen dudas hay motivos
para aligerar el  alma,
cargada de tantas penas
sin decir nada de nada.


Los ojos hablan sinceros
cuando está celosa el alma,
respuestas con desconcierto
reflejan desesperanza.


Crece el tedio, las angustias
mil preguntas escapadas
y el tiempo raudo, marchito
busca auxilio en tu palabra.


No me esquives, no te escondas,
ve de frente sin falacias,
no disculpes la mentira
con sofismas que abaratan,
la verdad regia y genuina 
del torrente de tu alma.
 

No te quedes en la sombra
 del vacío de la nada,
viste tu esencia de aurora
 descubierto en la mirada,
para trascender sin miedo
 cada respuesta apagada,
con la palabra que asombra
  calmando dudas lloradas,
cuando al mirarme los ojos:
 tú me digas que me amas.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza