Y en el verdor del monte


Teniendo como alforja la esperanza

iremos ofreciendo el optimismo

tratando de inyectar el dinamismo

con gotas que ponderen la confianza.


Sublime es  convocar en alabanza

lo sabio que se salva del abismo

que huye del nefasto pesimismo

y justo persevera en su bonanza.


Abriendo nuevas puertas y senderos

mostrando lo feraz del horizonte, 

seremos los sapientes mensajeros.


Sin rutas  gobernadas por arcontes

haremos competentes escuderos,

que fieles se alzarán en su remonte.


Y en el verdor del monte

esplende nuestra fe que verdadera:

¡Se empina mucho más que una quimera!


Comentarios

Entradas Populares

Abraza la verdad

Un llamado eterno a la esperanza

Volverás entre versos

Congratula a la esperanza