En la verdad de su quimera


Alcorza lo adorable desde el alma,

se viste con sus galas el estío

después del cruel invierno el desafío

impulsa la verdad que impregna calma.


Es tierna la más bella pincelada

que surte el esplendor de lo genuino,

consigue conspirar con lo divino

haciendo su promesa en la alborada.


Nos urge la entrañable primavera

que se ha de perpetuar en sus bondades,

gozando en la verdad de su quimera.


Sin sombras de obcecadas tempestades

se asoma esa sonrisa verdadera:

¡en medio de supremas voluntades!


Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza