Nuevamente la esperanza



Florece nuevamente la esperanza,

el iris del amor pone su sello

han sido largos años de desvelos,

de miedos, pesadillas y acechanzas.


Fue tanto el desamor y la arrogancia,

rencores desmedidos sin respeto,

caminos mutilados sin sosiego

dejando su desdén entre falacias.


Renacen las verdades sin patrañas

y el mundo se apasiona en su renuevo,

la vida ha de vencer el desconsuelo

tejiendo fieles lazos sus mañanas.


En medio de lo adverso una llamada

al franco despertar desde lo pleno,

revierte la crueldad que en su momento

impuso sus mentiras despiadadas.


Al fin muestra su alianza la algazara

al ínclito horizonte de derechos,

defiende la justicia, lo supremo

que alcorza lo adorable desde el alma. 


Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Esperaré

Melodía de otoño cuando llueve el amor

Melodías rimadas.