Tan tierna es la obsesión del horizonte


Se entrega en el surtir de su revuelo 

y muestra el corazón en su porfía

cautiva con su aliento, su osadía

y expande su mirada con recelo.


Se siente bendecida desde el cielo,

convence con su eterna poesía,

disfruta la más tierna melodía

en versos que engalanan el desvelo.


Tan tierna es la obsesión del horizonte

que inspira en el adagio mientras besa

el verde que se extiende  por el monte.


Y llega con mirífica grandeza

en medio del trinar de aquel sinsonte:

¡llenando el corazón con su belleza!





Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas