En el asombro del anhelo


Llenando el corazón con su belleza

impacta en el asombro del anhelo

y encuentra en el hacer un sortilegio

que sabe del amor y la paciencia.

Domina el estupor con la sorpresa

y alcanza la bondad siempre genuina,

pues mira desde el alma la caricia

que brota humildemente, enamorada,

dejando ese sabor de la esperanza

que siempre persevera en nuestras vidas.


Pues siempre persevera en nuestras vidas

el soplo de ese amor que nos delata,

nos mece entre sus ramas, nos abraza

y encuentra la razón que nos inspira.

Adorna la existencia una sonrisa

aquella que nos besa y no nos miente,

la misma que nos une mientras crece

en medio de lo adverso sin herirnos,

pues busca desde el alma lo genuino

y adora esa verdad que nos conmueve.






Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza