Entre letras me perdiera



Si a mi ciudad yo volviera
mis apuntes le daría,
desvelos ofrecería
y entre letras me perdiera.
De primavera vistiera
sus calles adoquinadas
y a sus riberas besadas
por coralillos silvestres,
como murales campestres
les diera tiernas miradas.

Entre tanto en los jardines
se sentirá el cosquilleo
y el melodioso apogeo
de azucenas y jazmines.
Canarios y tomeguines
se han de sumar con sus trinos,
como cantores divinos
que amenizan el paisaje,
dejándonos un mensaje
entre vuelos repentinos.

Delicadas mariposas
aromatizan el valle
son el más fino detalle
en campiñas fabulosas.
En serranías hermosas
donde habitan los gorriones,
como estupendas visiones
majestuosos palmerales,
rosaledas y frutales
son del monte tentaciones.





Comentarios

Entradas Populares

Con su ejemplo

Más allá de promesas.

Paloma, quimera, desvelo

Décimas a mi padre