La fe nos convida


 Junto al universo la fe nos convida
 a mirar el mundo sin buscar venganzas,
respirando el gozo de la bienandanza
y estrechar las manos dadoras de vida.

El primor de un alma bien correspondida
vive en el presente fiel a su bonanza,
siempre agradeciendo la sublime alianza
de aquella que auna noble y convencida.

No será el poniente que en su despedida
castigue a la luna mientras se abalanza,
la noche que asume su alfombra encendida.

Ni el cetrino roce de una remembranza,
ni el desvelo inquieto de una musa herida
harán que enmudezca la osada esperanza.



Comentarios

Entradas Populares

Paloma, quimera, desvelo

Prefiero mi verdad

No hay regreso al pasado

Amigo confidente en la plegaria