Y así la vida.


Danzó la pluma al toque del susurro
cual musa enamorada y solitaria,
danzó la lira el verso del arrullo
su triste soledad en la distancia.
Así la vida conformó su endecha
bohemia y peregrina cual gaviota,
con sombras de censuras y anatemas
y grises laberintos en su historia.
Danzó sublime el valle de las  letras
la intensa melodía de memorias,
danzó la pluma el baile de la espera,
ungiendo el rosicler junto a la aurora.
Danzó silente insomne rebeldía
del piélago desierto de proyectos,
danzó el mentor mayor de la utopía
al ritmo alucinante de los versos.
Así la vida, ilusa primavera
con letras del ocaso en despedida,
lanzó la luz radiante de la estrella
al alma del amor que le acaricia.
Más allá de sus versos las quimeras
danzando con la tinta de la vida,
ponderó la elocuencia de las letras,
en la égloga dilecta que le inspira.

Comentarios

Entradas Populares

Paloma, quimera, desvelo

Prefiero mi verdad

No hay regreso al pasado

Amigo confidente en la plegaria