Profecía.


Profecía que danzas con la tierna sonrisa,
vaticinio de amor salpicando la brisa,
ella viste de gala con el alba de vida
y aureola de azahares en cabellos de ninfa.

En sus mágicas manos de terciopelo brilla,
el agua como espejo de su sensual  figura,
en sus ojos las joyas como diademas finas
parecen dos luceros amantes de la luna.

Oráculo sublime que en doncella nos llegas,
 prediciendo  misterios del ónfalo en su diestra,
evocas las memorias pasadas y epopeyas
en líricas semblanzas y poesías épicas.

Tú llegas con el alba y en el ocaso dejas
el brillo de las fábulas que quedarán suspensas,
y en el augurio místico de una ilusión viajera:
volverás salpicando la brisa mañanera,
con la tierna sonrisa de celestial doncella.



Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Esperaré

Melodía de otoño cuando llueve el amor

Melodías rimadas.