De verde voy vistiendo mis anhelos.


De verde se ha teñido el universo
cual raro desatino de un romance,
perdido en el atávico sendero,
de algún idilio efímero y galante.

 
De verde se han teñido los empeños
en este día ajeno a los fracasos;
y siento en lo banal, el desconcierto
que oculta entre mis dudas los quebrantos.


Alquimia de mis sombras hoy de verde
contrastan con el gélido pasado,
que cubre el blanco etéreo de recuerdos:
pretéritos de ensueños congelados.

 
El verde natural de la esperanza
repele al esotérico quebranto;
y en la meditación plena y divina
vistiendo de matices el ocaso,
inspira con teosófica caricia
aquel sendero púdico y soñado.

De verde voy vistiendo los anhelos,
los surto con la esencia que armoniza
la fresca sensación de mi universo:
renuevo que transforma en poesía,
la mística expresión de aquel sendero
que esconde entre las sombras luz de vida.

Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza