Huellas del olvido.


Hoy yo busco el fiel camino de un regreso
 del estrecho laberinto de las dudas,
hoy yo busco en mis paisajes  cual ilusa,
 el instante que me remonte a viejos tiempos.

El retorno se hace axioma en mis delirios,
el presagio del dolor cobra mi llanto
hoy yo busco en el regreso a mi pasado,
el tesoro del primer beso robado.

Se recrean en el sendero las historias,
en el gris de la ilusión fría y perdida
y no siento en el azul las fantasías,
que llenaron las sonrisas de mis días.

Verde tú, verde mi tiempo de esperanza
en la utópica señal de algún hechizo,
para así poder soñar en mis instintos
pinceladas evocadas de mi alma.

Idealista soñador,  fiel visionario
te presentas cual quijote del destino,
y te busco allá a lo lejos del camino
ilusorio, imaginado, irrealizable,
en la absurda ingenuidad de lo ficticio,
y en la genuina castidad de lo loable.

Yo te busco en el sendero legendario,
del reencuentro de lo mágico vivido
y atesoro en el fantástico glosario,
el quimérico retorno del suspiro.

Aforístico, casi habitual, notorio y típico
se vislumbra ese sendero conocido,
 el olvido no hizo presencia en las memorias
y se ha marchado entre el silencio de las sombras.

Hoy yo busco aquel camino pleno y castizo,
no lo encuentro, se ha esfumado, todo se ha ido
y el pretérito del tiempo ya vivido,
no regresa en las penumbras de un camino,
que han dejado solo huellas del olvido.







Comentarios

  1. Se hace camino al andar, el pasado ya fue , ahora el hoy se impone. La nostalgia a veces nos atrapa en los recuerdos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Esperaré

Melodía de otoño cuando llueve el amor

Melodías rimadas.