Esclavo del silencio.




Hoy mi alma es la musa del divino lirismo,
buscando algún idilio que suspiró su hastío
y se inspira en aquello que sin ser se ha perdido,
despertando entre sombras la oquedad del abismo.



Hoy revela intimista el bohemio vacío
 surtidor de pasados en senderos torcidos
de promesas lanzadas con traiciones y olvidos,
esclavas del silencio cansado y peregrino.



Hoy muere mi esperanza en profundo desvelo
de caricias fugadas cual fárrago de sueños
entre sábanas blancas de ancestrales recuerdos
con la escarcha en el alma, desnudando silencios.



El errante desvelo nigromante en su hechizo
cual suspiro anhelado se estremece genuino,
en la entrega sublime del amante espejismo
o en la etérea quimera ladronzuela de idilios.



Quizás tu amor cobarde sucumbirá mezquino,
callado y misterioso, infame en su destino,
entre nieblas de ocasos y amorfos laberintos
en tanto la osadía camina al precipicio.



Esclavo del silencio tu amor se fue del mío,
solo quedó su adagio: cual gota de rocío.

Mientras tanto la noche confabuló conmigo
y en clandestino arpegio se aventuró el capricho.

.

 
 





Comentarios

Entradas Populares

Paloma, quimera, desvelo

Prefiero mi verdad

No hay regreso al pasado

Amigo confidente en la plegaria