Mirando al corazón

 

Promulga su anhelada primavera

y encuentra en el consuelo la esperanza,

que justa persevera en la confianza

y asume la unidad sin más frontera.


Ya es tiempo de sanar lo que lacera,

el mundo nos acoge sin venganza

promueve la verdad mientras alcanza

la vasta intensidad de una quimera.


Es cierto que el camino se enriquece

de aquello que fecunda con prudencia,

mirando el corazón mientras florece


la estampa de un amor en su frecuencia

que vibra en la medida que se crece

y ansía el renacer de la conciencia.


Quizás en la paciencia,

se venzan esos miedos que deliran

osadas convicciones que no expiran. 

Comentarios

Entradas Populares

Paloma, quimera, desvelo

Prefiero mi verdad

No hay regreso al pasado

Amigo confidente en la plegaria