Acaricias mi versar


Eres mami mi alegría, mi escudera

y acaricias mi versar cual primavera.


Eres vasta inspiración mientras suspira,

que florece en la razón cuando me mira

y apasiona en su remanso lo que admira

con la misma devoción que nunca expira.


¡Eres eso y mucho más, mi consentida

tu cariño es el caudal que me da vida!


Siempre acercas tu virtud a mi quimera

y en mis versos siento el tono de tu lira

mientras besas la verdad nunca rendida.


Siempre sabia y encendida,

va la luz de la bondad con su paciencia

sosteniendo en el amor toda su esencia.


Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza