Mas siempre nace el verso


Allí estará mi pluma acariciando

instantes de mis sueños compartidos,

tratando de aliviar tantos pesares

con versos que acompañen lo genuino.

En medio del andar entre tormentas

tratando de abrazar los acertijos

anhelos que se escapan sin regreso

y el tedio acorralado en el abismo.

Allí estarán las horas y los días,

senderos transitando laberintos,

espejos que atraparon mi utopía

y osados testimonios del exilio.

En tanto el corazón surte y convence

son tantos los recuerdos peregrinos,

aquellos que intentaron acercarnos

y luego convidaron al olvido.

Mas siempre nace el verso en el desvelo

y besa con su tinta mi delirio

esparce su clamor mientras contempla

detalles en las gotas del rocío

aquellos que se vuelcan desde el alma

y lanzan su mensaje de improviso

al tiempo que sostienen las alianzas

que inspiran entre auroras los idilios.




Comentarios

Publicar un comentario

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas