Confiesa el corazón


Es cierto que es el tiempo fiel testigo,

el mismo que alimenta los senderos

aquel que en la misión surte el secreto,

 unido a la esperanza en el camino.


Y es cierto que el andar vence el abismo

aún cuando el dolor cobra su efecto,

se enfrenta al desamor desde el desvelo

en tanto se supera lo sombrío.


Confiesa el corazón su cometido

y expresa la razón de su silencio,

comparte en el hacer todo su empeño

y entrega su verdad con sacrificio.


No hay dudas del más firme vaticinio

que añora la mirada del deseo,

pactando lo feraz del universo

sin miedos ni enredados acertijos.


Comentarios

Entradas Populares

Con su ejemplo

Más allá de promesas.

Paloma, quimera, desvelo

Décimas a mi padre