Esa luz de mi universo

Eres papi esa luz de mi universo,

el titań en mis azares y batallas,

el timón de mis cruciales derroteros

y el ejemplo surtidor que no se cansa.

Eres papi el guardián de tantos sueños,

el amigo que consuela desde el alma,

que alimenta la verdad con su denuedo

y se enfrenta con honor a la falacia.

Tú mi héroe, mi hacedor y consejero

quien alivia ese pesar que despedaza,

quien conoce la pasión en mis intentos

y el que abraza  la virtud con la palabra.

Eres fuente y manantial en los senderos

que se cruzan bendiciendo la esperanza:

¡Eres papi mi motor y el mensajero

que defiende la pureza y la constancia!






Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas