Confidente en los revuelos

 Vuelve el verano confeso 

vivaracho y revoltoso,

trae consigo todo el gozo

con su pícaro regreso.

Tan osado y tan travieso

genera pura alegría,

regalando la armonía

que conquista el horizonte

irrumpiendo por el monte

con su inquieta melodía.


Llega radiante y hermoso

lisonjero y atrevido,

viene pleno, decidido

con su aire de buen mozo.

Tan espléndido y gracioso

surte también su ambrosía

y hasta inspira poesía

revoloteando entre musas

que lo reciben ilusas

desbordando fantasía.


Sigue su curso entonado

con el romance del verso,

declara el vasto universo

tan leal y emocionado.

Con ángel de enamorado

sabe de amores y anhelos,

de escapadas y desvelos

bajo el brillo de la luna

y de esa estrella oportuna

confidente en los revuelos.




Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas