Si acaso



Si acaso está prendiendo fuego la almenara
y el musgo recordando otoño en el jardín,
habrá de así prenderse amor por si asomara
el rostro del deseo calando su confín.

Acaso esté gozando el fruto del empeño
y el claro desafío obrando en su bregar,
habrá de así sentirse el día como dueño
de toda la añoranza que  invita a caminar.

Si acaso está donando arpegios la mañana
y un canto de esperanza invade al universo,
entonces prendería su calidez temprana
el flujo de la tinta escudriñando el verso.

Y al menos el abrazo se prenderá de anhelos
y colgará la vida su intenso torbellino,
más allá del cansancio serán fieles desvelos
los que lleven consigo sin dudas lo genuino.




Comentarios

Entradas Populares

Paloma, quimera, desvelo

Prefiero mi verdad

No hay regreso al pasado

Amigo confidente en la plegaria