Con los ojos del alma



Y revela también su quimera vital,
la que desde la fe fluye libre, sin trabas,
que confía en el ser y en la esencia sagrada,
porque sabe mirar con los ojos del alma.

Ella suele buscar, no se rinde ante el mal,
no cuestiona milagros, se hace eco del alba,
pues conoce el amor sin fronteras que atrapan
al poder socorrer con los ojos del alma.

Brota firme y osada es cual un manantial
que libera lo fiel junto con la esperanza,
pues despierta y se crece en lo humilde que ensalza
el saber vislumbrar con los ojos del alma.


Comentarios

Entradas Populares

Volverás entre versos

Prefiero mi verdad

Alucinan golondrinas en la aurora

Se me ha escapado un ángel.