Madrigal que suspira



 
 
 Endecha del exilio
que en piélago de sueños enajenas,
¿acaso danza errante con la arena
la sombra que me inspira?
Disipas con la espuma que sorprende
la angustia que trasciende
y agravios del ayer que nunca expira.
¡Madrigal que suspira!
Endecha del exilio:
¡arúspice que en sueños reconcilio!

Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas