Con el néctar de tus besos.



En el silencio que ahoga tu mirada mis suspiros,
laten las voces del alma  en el ardiente delirio.
En el declive de cuerpos en laberintos de mimos,
siento el olor de tu nombre impregnando mis sentidos.


El silencio nos convierte en cómplices del destino,
fluye pasión en los besos y cautivan cada sitio
del amor que nos conquista y se expande en el lirismo,
de la mirada que ahoga el palpitar de suspiros.


Tú penetras la zozobra del rincón de mis cariños
y el silencio de tus sombras en un hechizo divino,
seduce el manto de aurora  en íntimo desafío
cuando el elixir sagrado cubre el secreto vivido.


En tu silencio conjuran la intimidad y el deseo,
tú te entregas inefable cuando ahogas cada beso
con el sabor de tus labios que muerden cada misterio,
que se escapa en el enigma del suspirar de mi cuerpo.


El placer se hace eminente en el ritmo de los cuerpos,
en el virtuoso momento en que místico  y etéreo
fluye el caudal del deseo en angelical silencio,
cuando ahogas mis suspiros con el néctar de tus besos.





Comentarios

  1. Recreas el amor con pasion en cada verso. Fabuloso y bello, me deja sin palabras.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza