En tanto el corazón vence fronteras

 

¡Dejando abierta el alma a la esperanza,

hacemos del amor sagrada alianza!

 

Vistiendo la virtud con optimismo

se vive con honor, sin espejismo,

ganando la batalla al egoísmo

que lanza a la verdad al cruel abismo.

 

¡Y es cierto que revuelan las quimeras

en tanto el corazón vence fronteras! 

 

Defiende vehemente la confianza,

que esplende en el perdón sin atavismo 

y alcanza sus sagradas primaveras.

 

Tan fieles las esperas,

que inspiran las osadas aventuras

sin sombras de broqueles, ni armaduras.

 


Comentarios

Entradas Populares

Paloma, quimera, desvelo

Prefiero mi verdad

No hay regreso al pasado

Amigo confidente en la plegaria