Aquí guardo el amor

 

¡Aquí guardo el amor que tanto espera

que todo lo perdona y lo supera!

 

Milagro del primor de la ternura

que sabe contagiar desde su albura

y emprende desafíos con dulzura,

con tino, sensatez y gran cordura.

 

Sostiene con pasión toda la esencia

que entrega lealtad con su prudencia.

 

Sublime es el placer que no exagera

que fluye desde el alma con la holgura

de tanta libertad sin apariencia.

 

Y alcanza con urgencia

el grato vendaval cuyas misiones

se nutren de miríficas  acciones.

 

 


 

 

 

 

 

 

Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas