Vuela libre la plegaria

 

Inspiran entre auroras los idilios

en sombras de amorosas estrategias

y alientan pentagramas de quimeras

que animan las razones con suspiros.

Las notas atrevidas van traviesas,

trinando lo profundo en sus mensajes

que llegan surtidores mientras baten

sus alas los utópicos anhelos

e irrumpen lastimeros los silencios

que encierran sus tesoros bajo llave. 


Vacía la misión cuando el donaire

  impone su feraz idolatría,

insulta, no se apiada en su codicia

y ensalza al deshonor en su engranaje.

Se expande en la avaricia incontrolable,

no cede ante el dolor, sólo lastima,

lacera con crueldad desde la envidia,

perfora a la verdad y la desangra,

no entiende del amor ni de su alianza

y vierte ingratitud con artimañas.


En tanto vuela libre la plegaria

que clama la bondad y la paciencia,

se nutre del hacer que se encomienda

y enfrenta el desafío en su avanzada.

No siempre es la pasión la que nos gana,

también perseverar nos enriquece,

permite el crecimiento que no miente

pues versa en la justicia verdadera,

que firme, vehemente y fiel impetra

con  fuerza, valentía y sin dobleces.




Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas