Y aún en la confianza

 

En tanto se propaga la ternura

en medio del dolor, la incertidumbre,

las dudas que ocasionan pesadumbre

no apagan esa fe que en sí perdura.


Es tiempo de asistir en la mesura

de ampliar el corazón de la costumbre,

de ver la intensidad en su deslumbre

amando sin cesar cada aventura.


Ha sido duro el viaje en sus intentos

de hallar la sanación en la esperanza

y entonces abrazar fieles momentos.


Grandiosa es la certeza de la alianza

que encumbra sus leales pensamientos,

creyendo en la verdad que tanto alcanza.


Y aún en la confianza,

se extiende el gran amor que sin fronteras:

¡augura florecientes primaveras!


Comentarios

Entradas Populares

Esperemos el revuelo

Señora adversidad

Me sorprendes... cuando vago

Siempre oportuna (Jotabé)