El tiempo en su pasión


Augura florecientes primaveras

el tiempo en su pasión tan evidente,

defiende su albedrío vehemente

y afianza su placer en las esperas.


Revuela entre caprichos las quimeras

y deja en su periplo contundente

el paso de la aurora confidente

que entiende de esperanzas venideras.


Y exorna lo real desde su anhelo

el tiempo en su misión que multiplica

y avanza en su bregar desde el desvelo.


Bien sabe el hacedor que no claudica,

que enciende su almenara sin recelo

que sólo es el amor quien dignifica.


Al viento comunica

lo bello, lo especial desde lo egregio

que iluso pronostica un sortilegio.


Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas