En medio del cansancio


Que orla lo feraz cuando suspira

el aria que emociona con su magia,

pues suma a su dolor lo que le alcanza

de aquello que perdiera en agonía.

No obstante fue la intensa despedida

la que proporcionó la desmesura,

la impropia seducción inoportuna

que quiso limitar el sacrificio

de amar sin más razón, sin atavismos,

dejando en su bregar notas desnudas. 


Entonces vuelve en busca de la lira

sabiendo que el sendero no se plagia,

que es propio de la esencia la esperanza

que anula a la infeliz melancolía.

En tanto cuestionando la partida

en medio del cansancio, la angostura,

la osada sensación como ninguna

sin eco penitente, ni artificio,

impuso su verdad sin espejismos

y así pudo aclarar miles de dudas.


Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas