Supo levantarse




Pudo el verso errante volar al ocaso,
buscó el horizonte de la audaz estrella
y en lanzadas líneas cinceló una huella
dejando el vestigio de intrépido paso.

Supo levantarse del fugaz fracaso
y empinar silencios que el olvido sella,
mientras se aquilata la luz que destella
 la melancolía de adusto parnaso.

El otoño inspira,  sacude vivales
devolviendo el ocre con delicadeza 
en tanto el almagre desnuda rosales.

Impone mandatos tanta sutileza,
arrastra guijarros, desprende señales
y encuentra en lo humilde toda su grandeza.



Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza