Sin que pueda jamás




Y buscó en el ayer un refugio entre penas, 
un pasado que ahogó sus nostalgias vividas
cual antaño crucial de inminentes caídas
en colinas angostas y en quebradas ajenas.


Vislumbró al caminar añoradas almenas
y esas luces de paz por el sol revestidas,
fueron más que un fulgor de almenaras prendidas
mientras sin pregonar derribaron cadenas.


Y admitió la razón, confesó sus verdades,
se tocó el corazón sacudiéndose todo
concediendo el honor de sanar realidades.

Solamente el amor dignifica bondades
y el orgullo ahogará su mentira en el lodo,
sin que pueda jamás perpetuar sus maldades.
















Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Esperaré

Melodía de otoño cuando llueve el amor

Melodías rimadas.