Veo a la luna.





Veo a la luna danzar doncella
 entre los nimbos divina e ilusa,
siendo el lucero quien la atropella,


cuando su ardiente beso rehusa.
En aura regia brilla la estrella,
cuando la luna gira confusa.


Y en el remanso su luz destella,
con la mesura de ninfa intrusa:
luna traviesa, diáfana y bella.


Danza entre silfos sin otra excusa,
que el torpe beso dejó en la aurora:
cuando su aroma coqueto ignora.


Veo a la luna danzar doncella
cuando su ardiente beso rehusa
y en el remanso su luz destella,
danza entre silfos sin otra excusa.

Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza