Triste soledad del alma.


Tarde lúgubre y sombría
de granizos a intervalos,
cobija el Sol la utopía,
son las nubes el sudario.

 Triste soledad vacía,
 duelos de abrazos truncados
en la confusa anarquía,
entre silencios guardados.

Melancolía infinita
 sacrificios traicionados,
 por la incomprensión perdida
del trivial de los fracasos.

Tarde efímera de vida
duerme el Sol en el cadalso.
Todo en tinieblas se agita
cuando su luz ha opacado:
el crepúsculo que anida
el azul en el ocaso.

 
Verdugo el tiempo de espera
entre granizo y quebrantos.
Triste soledad de penas
de turbación y fracasos:
excomulgando tristezas
y anatemas del pasado.


Triste soledad del alma,
noche de estrellas discretas.
Guarda el rocío del alba
cual romancero sus penas:
florilegio de esperanzas
en las letras de un poema.




Comentarios

Publicar un comentario

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza