Bella tarde.

Bella tarde de jardín en primavera,
brisa tierna de rosáceos artilugios
y crisálidas de sedas  en la espera
invitando al retoñar de los capullos.

Van vistiendo los ramajes sus colores
y el verdor, tierna fragancia de la tierra,
va invadiendo con su gala al horizonte
como regio seductor de sus promesas.


Altaneros los zunzunes primorosos
con el néctar que seduce al embeleso
y abejorros coqueteando placenteros,
son testigos de la tarde y sus misterios.


El murmullo melodioso con el viento
armoniza con la tarde y su nobleza,
romancero de la brisa en primavera
con aroma de jardines que regresan.


Bella tarde de matices que la inspiran
con la casta intensidad de su ralea,
que rimando en el paisaje sus quimeras,
van besando su esplendor con poesía.


Cuando cae en el crepúsculo cansada,
delicada en el abrazo de un lucero
duerme intacta, soñadora y perfumada,
preparando con el alba su renuevo.





Comentarios

Entradas Populares

Abraza la verdad

Un llamado eterno a la esperanza

Volverás entre versos

Congratula a la esperanza