Recrea fantasías para el alma

 

Danzaba un colibrí pleno en su vuelo

con alas y pinceles de esperanzas,

inquieto cual bohemio y peregrino

tan ágil y veloz en las mañanas,

en tanto los cipreses florecidos

inspiran mil tonadas entre anhelos.


El claro despertar que nos conmueve

y el eco inspirador de su algazara,

comulgan complacientes y adorables

con alas y pinceles de esperanzas,

si alcanza el sortilegio inolvidable

el aura del amor cuando amanece.


Es tierno el rosicler que en la distancia

descubre  lisonjero el acertijo,

 atisba la presencia en la alborada

inquieto cual bohemio y peregrino,

de ilusas golondrinas desveladas

 trinando primaveras sin falacias.

Exhibe el esplendor de su plumaje

y liba la ambrosía delicada,

batiendo sus alitas con esmero

tan ágil y veloz en las mañanas,

el tierno zunzuncito que travieso

alcorza la armonía del paisaje.


Audaces entre ramas andarinas

con gracia y acrobáticos saltillos,

se ingenian alocadas las ardillas

en tanto los cipreses florecidos,

deslumbran la genuina maravilla

que esplende su elegancia diamantina.


Y mientras se despide en pleno vuelo

el tierno colibrí de azules alas,

aquel que con el ritmo de la musa

recrea fantasías para el alma,

que escribe melodiosas aventuras

e inspiran mil tonadas entre anhelos.


Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza