Surten pruebas de amor



Cincelando sus huellas con su justo esplendor

las memorias del tiempo dejan sus desatinos,

vuelan entre quimeras confesando delirios

y ajustando senderos surten pruebas de amor.

Es sublime el cayado que apacigua el dolor,

que comprende y alcanza, que atestigua y espera

mientras firme en su alianza viste de primaveras

a fecundos arcenes donde esplende el fervor.



Y sorprende el impacto del afán creador,

tantas cosas se crecen frente al gran desafío

que alboroza entre anhelos superando el abismo

que ha dejado su estigma tras su velo traidor.

Es la fiel esperanza la que abraza la flor

que embellece al ocaso en su duelo de auroras,

mientras tanto el desvelo bendiciendo su aureola

nos augura el oasis de un mañana mejor.


Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas