Más que un triste desafío



Hay nostalgia en el rocío

de la tinta que suspira

y en el azar de la lira

fluye el eco del hastío.

Más que un triste desafío

es la brusca despedida,

de la estación florecida

y del sueño peregrino,

confidente en el camino

que nos comparte la vida.


Versa la prosa el idilio

en la cetrina alborada,

que se confunde callada

consternada en su delirio.

Besa el instante del lirio

la seducción sin mentira,

cuando el ocaso se admira

despojado de egoísmo

y en el medio del abismo

el florilegio no expira. 


Comentarios

Entradas Populares

Paloma, quimera, desvelo

Prefiero mi verdad

No hay regreso al pasado

Amigo confidente en la plegaria