Presiento

 



Presiento esa bondad que se destila

lejana en el concierto de las olas,

en ese salpicar de blanca espuma

que invade los secretos de la aurora,

decana de un amor sin armadura

guardada en el tesoro que arrebola.


Presiento un mar de arena blanca y fina

tallando en cada huella sus memorias,

ardiente en el revuelo sin censuras,

discreto en el azar de cada historia

y arúspice sensual bajo la luna,

meliflua en el placer que se corona.


Presiento un derrochar a la deriva

bregando en la pasión más generosa,

gozando del salitre y la fortuna

que hechizan la ambrosía del aroma

y el soplo cenital cuando copulan,

los sueños confidentes que obsesionan.


Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza